Loading…

NOTICIAS / Educación

02 de noviembre, 2017

Cómo ser más creativo en 6 simples tips

La creatividad implica la posibilidad de pensar distinto y encontrar varias soluciones a un problema, siendo clave para resolver cualquier situación.

“Sólo lo impensado es imposible”, cantan las Pastillas del Abuelo en, justamente, “La Creatividad”. ¿Cómo hacer para que lo impensado se vuelva pensado y, así, posible? Compartimos 6 maneras sencillas y cotidianas de fomentar la creatividad. ¿Quién puede ser creativo? Leé y enterate.

Cambiar de camino

De casa a la escuela, la facultad o al trabajo y de ahí a casa. Seguro te sabés el camino de memoria y tus piernas ya van solas. ¿Pero probaste ir por otro lado? Puede ser algo tan simple como tomar una cuadra paralela, pero cambiando de ruta hacemos que la mente tenga que estar más atenta y ya no nos movemos por inercia. Esto ayuda a fortalecer el músculo creativo y decisor.

Cambiar de mano

Todos tenemos una mano más hábil y otra menos. Pero esta última no está sólo de compañía. En acciones cotidianas el usar la mano “débil” ayuda a esforzarse, estar más alerta y buscar la mejor forma de hacerlo, ya no de manera automática. La próxima vez que te laves los dientes, hacelo con la mano inhábil y después andá alternando.

Hacer deporte

A través de la práctica de juegos y actividades deportivas uno se va acostumbrando a tomar decisiones en menos de un segundo . Frente a una jugada son varias las opciones que se nos presentan, por lo que tenemos que elegir una. Pero rápido! Que tal vez cuando nos damos cuenta ya no tenemos la pelota.

Conocer

Cuanto más leemos más complejizamos nuestro vocabulario. De la misma manera, cuanto más conocemos más alimentamos la mente. Viajar se dice que es “la mejor manera de abrir la cabeza” porque conocemos formas distintas de vivir. Pero también se trata de escuchar, encontrar experiencias de otros, ser receptivo frente a otras formas de ser, pensar y vivir. Después cada uno elige sus gustos y preferencias, pero cuanto más amplio sea el abanico de nuestros conocimientos, más capacidad de elección tendremos.

No etiquetar(se)

Romper moldes, no clasificar todo y evitar generalizar. Todo lo aprendido y guardado en la memoria sólo sirve si es un insumo para seguir conociendo y aprendiendo. Nuestra mente no es una cinta de video que reproduce fielmente lo grabado; es la materia prima con la que podemos seguir creando.

Relajarse

Si la cabeza es un nudo es más difícil que salgan ideas. Una opción es correr y despejarse. Otra es algún ejercicio como yoga. También puede ser escuchar música pero sin pensar en algo práctico o un problema. Cuántas veces, por ejemplo, queremos decir el nombre de una película y no nos sale aunque nos matemos pensando. De repente estamos con otra cosa más tranquila y no relacionada y se nos viene a la mente. Eso es porque ya no está la tensión y el nudo. Lo mismo pasa con todas las ideas que se nos vienen cuando nos acostamos o nos levantamos, que es cuando tenemos la cabeza más despejada. Menos estrés es más creatividad. Entonces volvemos a la gran pregunta: ¿quién puede ser creativo? Como verás los consejos son fáciles y cotidianos, así que es claro: todos podemos (y todos lo somos).

Otras Noticias