Loading…

NOTICIAS / Acciones sociocomunitarias

04 de febrero, 2019

Domingo Savio es sinónimo de oportunidad

Los jóvenes tienen diversos intereses: estudiar, formarse para trabajar, hacer deporte, ser parte de un espacio asociativo. En Rosario, una Casa los reúne.

Se trata de la Casa Salesiana Domingo Savio, que se erige desde 1923 en el norte de esa ciudad santafesina. Esta obra tiene un lugar especial en la vida de los y las miles de jóvenes que desde esa fecha eligieron atravesar sus puertas y cambiaron sus vidas.

Así lo hacen también hoy muchos chicos y chicas. Son jóvenes que recorren todo un abanico de edades desde la primera infancia hasta aquellos más grandes que buscan trabajar. Cada joven tiene distintos intereses – por su edad y por sus cualidades personales -, que se reúnen en el mismo lugar: la Casa Domingo Savio.

Entre las tareas que se desarrollan en este espacio, hay algunas destinadas a todos los que asisten. Son esencialmente las vinculadas a la educación formal, a través de la escuela primaria, secundaria y la formación para el trabajo.

Sumado a la propuesta educativa, esta Casa es el lugar en el que cientos de jóvenes encuentran opciones de participación, propuestas asociativas e iniciativas de recreación. Un Batallón de Exploradores, dos oratorios, un circo social, grupos de oración y propuestas parroquiales son algunas de las múltiples que elige cada chico o chica en función de su búsqueda.

Son en total 730 los jóvenes que comparten propuestas asociativas, y el número de involucrados asciende a 1400 si sumamos a aquellos que únicamente asisten a las instancias educativas formales. La cantidad es señal del rol vital que asume Domingo Savio en el barrio y en cada joven. Una Casa que, desde hace casi 100 años, cambia vidas.

 

Otras Noticias