Loading…

NOTICIAS / Acciones sociocomunitarias

15 de marzo, 2018

El DT salesiano que es viral por su charla motivacional

Máximo Monzón dirige a chicos del club Don Bosco de Paraná. Una charla suya tuvo gran repercusión al resaltar al deporte como lo que es: un juego basado en valores.

Máximo Monzón dirige a chicos del club Don Bosco de Paraná. Una charla suya tuvo gran repercusión al resaltar al deporte como lo que es: un juego basado en valores.


Un grupo de futbolistas, a punto de saltar a la cancha para jugar un partido, está reunido en círculo recibiendo atentamente las palabras del entrenador. Esas palabras no son sobre táctica y estrategia ni sobre la importancia de superar al rival y ganar. El DT simplemente les transmite una idea tan sencilla como grandiosa: "Jueguen a la pelota, nada más". Él se llama Máximo Monzón y ese grupo de futbolistas reunidos en círculo está integrado por chicos de 8 y 9 años del club Don Bosco de Paraná, Entre Ríos.

 "Jugamos para divertirnos"

El entrenador brindó un mensaje ejemplar donde resaltó los valores del juego y la importancia de divertirse por encima de competir. Éstas fueron sus frases principales:
  • “Jugamos para divertirnos
  • "Lo único que van a hacer ahora es jugar entre ustedes”
  • “Si no le puedo dar el pase al compañero, no importa. Los otros chicos quieren hacer lo mismo que ustedes y hay una sola pelota para jugar”
  • “Nada de gritos. ¿Estamos de acuerdo?"
  • "Si nos hacen goles está bien, porque los demás también juegan"
  • "No quiero que si les hacen un foul reaccionen mal. Nadie reacciona mal y nadie va a pegarle a los otros chicos"
  • "Jueguen a la pelota, nada más"

Don Bosco, un club donde los que ganan son los chicos

Monzón es entrenador y educador en el club Don Bosco de Paraná. Esta propuesta deportiva nació en 1938 en la Casa Salesiana “Dr. Enrique Carbó”, también conocida hoy simplemente como Colegio Don Bosco. Con una mirada integral, las actividades que se desarrollan en este espacio tienen como prioridad, antes que hacer goles, compartir y transmitir valores. Don Bosco mismo entendía el deporte como una vía educativa , una dimensión esencial para el crecimiento físico, intelectual y humano de cada joven. Siempre y cuando lo entendamos como Máximo Monzón: “Jugamos para divertirnos”. Y así nos formamos.

Otras Noticias