Loading…

NOTICIAS / Acciones sociocomunitarias

11 de agosto, 2017

El juego que más repara

¿Quién no escuchó alguna vez el grito “¡A bañarse!” luego de una larga tarde de juegos con amigos? Seguro que era el grito de papá o mamá que ponía fin a ese grato momento. Cuando el juego estaba lejos de las computadoras, tabletas o celulares, sino que implicaba el movimiento del cuerpo, como correr, saltar, andar en bicicleta. Forma en la que se jugaba tiempo atrás. Y sobretodo da cuenta de la presencia de un adulto que cuidaba y acompañaba el desarrollo de los niños. Situación que nada en el mundo debe alterar. 

 La calle como un lugar no deseable Hay muchos chicos y chicas, que por más esfuerzos que hagan sus padres, a veces no pueden recibir todo lo necesario. Como también hay otros que han abandonado sus hogares. Todos ellos merecen ser cuidados, contenidos y respetados. Y fundamentalmente, ser felices. En Villa Regina, Río Negro, la Obra de Don Bosco anima hogares para chicos y chicas en situación de calle, o que sus familias no pueden darle todo lo que quisieran. Allí se trabaja con gran esmero para que los niños y niñas logren ser felices y concretar sus proyectos de vida. 161 niños, adolescentes y jóvenes de entre 1 mes y 17 años viven en los diferentes hogares, van a la escuela, desayunan, almuerzan y cenan. Y también necesitan jugar El juego y deporte les ayuda a compartir, a esforzarse, a tener buenos hábitos, a superar obstáculos y canalizar emociones. Además aumenta la autoestima y ayuda a desarrollar la capacidad de encontrar intereses comunes. También garantiza un crecimiento sano.  

La presencia de una familia Los educadores y asistentes de los hogares de Villa Regina acompañan de manera especial a cada uno de los chicos, y les ayuda a superar las situaciones adversas que se presentan en sus vidas. El juego se presenta como una forma de educación sumamente necesaria para acompañar a cada unos de los chicos, adolescentes y jóvenes, con particular atención en aquellos que han vivido infancias difíciles. Y se favorece el desarrollar todas las capacidades de los jóvenes, como en una verdadera familia.

Otras Noticias