Loading…

NOTICIAS / Acciones sociocomunitarias

26 de octubre, 2017

Encuentro de Circo Social Salesiano: malabares de transformación

Del 14 al 16 de octubre 65 jóvenes participaron del Encuentro Inspectorial de Circo Social Salesiano, en la casa San Antonio de Padua de Córdoba.

Del 14 al 16 de octubre 65 jóvenes participaron del Encuentro Inspectorial de Circo Social Salesiano, en la casa San Antonio de Padua de Córdoba.

Desde su temprana edad el chico Giovanni Bosco se subía a una cuerda atada entre dos árboles y caminaba haciendo equilibrio, para divertirse y hacer divertir. Esa mezcla que genera el circo entre el juego, el desafío, la puesta en escena teatral y la risa fueron valores incrustados como baldosas en el patio salesiano. Hoy el legado sigue sosteniendo ese estandarte y el circo sigue siendo un recurso de educación y contención que lleva alegría, amistad e inclusión a todos los barrios. Así lo entienden los jóvenes que forman estas agrupaciones, que se reunieron en Córdoba para reafirmar su identidad y que su vocación no camine en ninguna cuerda floja, aunque ellos tanto disfruten las acrobacias. Del 14 al 16 de octubre fue la fecha en la que la casa salesiana San Antonio de Padua, en el barrio de San Vicente, en Córdoba capital, recibió a 65 jóvenes. El motivo fue el Encuentro Inspectorial de Circo Social Salesiano.

Los participantes llegaron desde San Luis, Alvear, Rosario y la propia Córdoba. Uno de los principales grupos que hizo presencia fue el Circo Social Saltimbanqui, locales de San Vicente y con fuerte acción en ese barrio. Durante el evento se dictaron talleres para fortalecer la destreza en distintas disciplinas propias de este arte, como malabares, acrobacia, acrobacia en tela, murga, clown o danza. Otros dos cursos que se brindaron fueron los de Presencia Escénica y Armado de función. Pero además hubo espacio para charlas teóricas con el enfoque puesto en el circo social salesiano y por qué es una herramienta para mejorar la vida en los barrios. “El circo se construye con otros y es en ese encuentro donde lo de cada uno se transforma en algo compartido”, es una de las reflexiones que sobrevoló el aire del Encuentro. Circo social salesiano: el arte de hacer malabares con las necesidades para encontrar soluciones y no caminar en la cuerda floja. Y siempre, pero siempre, con una sonrisa de payaso.  

Otras Noticias