Loading…

NOTICIAS / Educación

21 de septiembre, 2017

Escuchar y aprender de los estudiantes, tarea para el hogar

En general los jóvenes son vistos como meros receptores de contenidos en una clase. Sin embargo, es necesario darles lugar también como constructores de una educación de calidad.

En Catamarca se realizó el primer Foro de Centros de Estudiantes Secundarios, bajo el lema “Los jóvenes tienen la palabra: la Escuela Secundaria que queremos”. El encuentro reunió a estudiantes de 150 centros de estudiantes de escuelas secundarias de esa provincia argentina. Ese evento fue una demostración más de la capacidad que tienen los jóvenes, en este caso en su rol de estudiantes, para reflexionar y generar propuestas sobre su vida, sus actividades y sus necesidades, aquí en particular en el ámbito educativo. Muchas veces se subestiman sus voces o se toman las decisiones sin involucrarlos en el proceso. Resulta necesario en cambio tener en cuenta sus inquietudes y sus percepciones para poder generar una educación eficaz y constructiva.

En el caso del Foro realizado en Catamarca, los jóvenes que participaron especificaron algunas propuestas como introducir en la currícula temáticas como el bullying, adicciones y educación sexual. Pero en lo que más hicieron hincapié fue en lograr una relación más estable entre docentes y alumnos, valorando la función social y de acompañamiento de los profesores, tanto en el aula como fuera de ella. Por eso, por ejemplo, dieron importancia a que cada docente pudiera trabajar en un sólo centro educativo para “brindar más contención”. Los jóvenes demuestran cada vez más voluntad de participar y construir, así como capacidad para hacerlo.

Cada uno puede estar de acuerdo con algunas ideas y no coincidir con otras, pero para que eso ocurra primero tiene que abrirse la participación a todos. Si se entiende la educación como formación de las personas en un sentido integral y no simplemente como transmisión unilateral de contenidos, entonces no se puede dejar de lado a esas mismas personas. Los jóvenes son el futuro, se dice normalmente. Si es así, hay que permitir que ayuden a construirlo, comenzando por el presente.

Otras Noticias