Loading…

NOTICIAS / Acciones misioneras y pastorales

01 de octubre, 2018

Experiencia de vida y fe en Chos Malal

Los misioneros salesianos comparten la vida con las poblaciones de Chos Malal y otras localidades del norte de Neuquén.

Chos Malal es una pequeña ciudad en el norte neuquino, alrededor de la cual se extienden numerosas poblaciones de pocos habitantes. Cada una de ellas tienen costumbres que le dan identidad y su particular riqueza cultural, así como tienen cosas en común: una economía de subsistencia basada en la ganadería, una gran devoción religiosa y lazos comunitarios muy fuertes.

La presencia de misioneros salesianos es otra cosa que comparten. Ellos acompañan el día a día de estas comunidades, integrándose a su vida cotidiana y desarrollando en conjunto propuestas educativas, laborales, culturales y de fe.

Son cientos de kilómetros los que separan a un poblado del otro, distancia que se reduce con el andar de las camionetas que soportan caminos de ripio y piedra, así como la hostilidad del clima, sobre todo en invierno.

La llegada de los misioneros es esperada con ansias cada día, ya que de lo contrario muchas poblaciones quedarían aisladas. Ellos acompañan a los pobladores locales para impulsar propuestas educativas y de formación, especialmente en tareas ganaderas, orientadas a evitar que niños y jóvenes deban migrar a otras regiones.

Las iniciativas y eventos culturales y comunitarios son otro valor central de estas comunidades, ya que les permite reencontrarse con su identidad y reforzar sus lazos. Los misioneros participan de estas acciones, a la vez que comparten la Palabra de Dios y celebraciones religiosas.

En Chos Malal y los parajes del norte de Neuquén la escasez de recursos y las condiciones climáticas adversas no son impedimento para los pobladores en su compromiso por llevar una vida digna y construir un futuro, personal y comunitario, mejor. Los misioneros, desde su vocación de servicio y experiencia de fe, los acompañan cada día.

Otras Noticias