Loading…

NOTICIAS / Acciones misioneras y pastorales

19 de noviembre, 2017

I Jornada Mundial de los Pobres: ¿Qué hice hoy por ellos?

Francisco instauró por primer año la Jornada Mundial de los Pobres. Los más vulnerables deben estar en el centro si queremos construir una sociedad más justa.

Francisco instauró por primer año la Jornada Mundial de los Pobres. Los más vulnerables deben estar en el centro si queremos construir una sociedad más justa. ç

El papa Francisco estableció en este 2017 una nueva fecha para la reflexión y la acción, enfocada en los más vulnerables y en quienes pasan más necesidades. El 19 de noviembre, tercer domingo del mes, es la I Jornada Mundial de los Pobres. El Pontífice la presentó a través de una extensa nota en donde impulsa a la Iglesia a poner a los más necesitados en el centro de la acción apostólica. Muchas son las problemáticas que sufren millones de personas en el mundo y en general recaen sobre los que menos recursos tienen y los más débiles. Pero el mundo no es así, sino que está así. Se puede cambiar, se puede transformar.

Esa transformación empieza por educación y oportunidades. Y eso nace de poner al otro como prioridad antes que uno. No sólo es una jornada para la Iglesia, sino para toda la sociedad. Frente a la desigualdad y la injusticia debemos levantar las banderas de la solidaridad para construir equidad. La Jornada Mundial de los Pobres debe servir como impulso, como la alarma que nos despierte. Pero no termina allí, sino que día a día el cuidado del otro y el caminar hacia un mundo más justo deben ser la tarea irrenunciable de cada uno. Y si hablamos de vulnerabilidad y desprotección, los chicos, chicas, jóvenes y adolescentes son quienes más necesitan de apoyo, de contención y de acciones que los ayuden a caminar hacia un futuro promisorio. Cada uno de nosotros puede colaborar de alguna u otra manera.

A veces con dinero, otras con tiempo, incluso con el compartir de una charla, el no bajar la vista, el mirar sin prejuicio o la magia de un abrazo contenedor. La educación, el trabajo y la acción sociocomunitaria son el salvavidas de cientos de chicos y chicas vulnerables. En esta Jornada Mundial de los Pobres dejemos salir nuestro corazón al encuentro de los demás y dejemos entrar sus sueños a nuestra vida. Y al terminar el día preguntemos:

¿qué hice hoy para mejorar la vida de alguien?

Otras Noticias