Loading…

NOTICIAS / Acciones sociocomunitarias

18 de noviembre, 2017

Que la comida que sobra llegue a los que les falta

Una iniciativa nacida en Buenos Aires busca evitar el desperdicio de alimentos y promueve que lleguen a hogares e instituciones solidarias.

Una iniciativa nacida en Buenos Aires busca evitar el desperdicio de alimentos y promueve que lleguen a hogares e instituciones solidarias.

El desperdicio de comida es una problemática presente a nivel masivo. Es común que el alimento que sobra y no se consume vaya a parar al tacho de basura. Eso ocurre en casi cualquier casa, pero es mayor aún el problema si pensamos en establecimientos mayores. Restaurantes por ejemplo. Así como fiestas y eventos que convocan a mucha gente.

Frente a esta situación hay proyectos como Plato Lleno, un programa surgido en Buenos Aires y replicado hoy en otras ciudades y países. La meta se traduce en “La comida no se tira”. Por eso arreglan con lugares de comida para que no tiren los alimentos que no usaron y pasar a “rescatarlos”. De todas formas donde más se aprovecha esta iniciativa es en eventos, donde se prepara una gran cantidad de comida que luego no es consumida. Ese sobrante que es “rescatado” luego es trasladado a merenderos, comedores, hogares y distintas instituciones para personas con pocos recursos y muchas necesidades. "Cada evento produce un kilo por persona de elaboración. Cada kilo de comida representa dos almuerzos o dos cenas. El excedente promedio oscila de un 5% a un 10%”, dice Alexis Vidal, fundador junto a Paula Martino, dando cuenta de la magnitud de este problema.


Los datos que aporta la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) son contundentes y dolorosos en función de cuánta comida se desperdicia y cuántas personas sufren una mala alimentación. 41 mil kilos de alimentos desperdiciados por segundo, 1.300 millones de toneladas por año. En la otra cara de la moneda, 870 millones de personas que pasan hambre. Los números hablan por sí solos. Algo que parece común como tirar lo que sobra adquiere otro valor cuando sumamos a todos los que hacen (hacemos) eso. Está claro que todos somos actores Por los Jóvenes. Y somos protagonistas, no actores de reparto. Aunque en este caso, paradójicamente, el reparto es la acción principal. “No juegues con la comida” suelen decir los padres a los hijos. “Tampoco la tires”, podemos agregar.

Otras Noticias