Loading…

NOTICIAS / Acciones sociocomunitarias

11 de noviembre, 2017

Saltimbanqui, con el circo para cambiar la realidad

Charlamos con los miembros de Saltimbanqui, el Circo Social Salesiano que lleva ayuda y alegría a donde hay más necesidades.

Charlamos con los miembros de Saltimbanqui, el Circo Social Salesiano que lleva ayuda y alegría a donde hay más necesidades.

Hace poco fue el Encuentro Inspectorial de Circo Social Salesiano . Allí estuvo presente Saltimbanqui, un circo social con tonada cordobesa. ¿Querés conocerlos? Nos cuentan quiénes son, cómo nacieron y qué los guía.
  • ¿Qué es Saltimbanqui? ¿Qué hacen y qué proponen?

Entendiendo al circo como una herramienta de transformación social, en Saltimbanqui se pueden adquirir habilidades en distintas disciplinas circenses (malabarismo, acrobacia de suelo, en tela y en trapecio, magia, zanquismo), como también recursos para la animación diferentes a los convencionales. Creemos que, al mismo tiempo que los jóvenes se forman, se transforman en activos productores de cambios. Los principales valores que se trabajan son respeto, autoestima, perseverancia, solidaridad, trabajo en equipo, compañerismo, compromiso y sentido del humor. Creado con el objetivo de llevar el circo al “oratorio” de Don Bosco, a donde más se lo necesite, a quien menos oportunidades tiene, a los más chicos (y a los grandes también), dedicamos nuestro tiempo a entrenar y ensayar todas las semanas, preparando propuestas que incluyen talleres de formación, funciones callejeras y números de escenario. Buscando promover el arte circense y probar que cambiar el mundo no es una utopía e inspirados en la figura de “Don Bosco saltimbanqui, el grupo busca seguir expandiéndose y quiere comprometerse cada vez más con la realidad, la comunidad y la sociedad en la que está inmerso. [embed]https://www.youtube.com/watch?v=n_45A4xYQac[/embed]
  • ¿Y ustedes quiénes son? ¿Quiénes son los jóvenes detrás de Saltimbanqui y cómo llegaron en general al mundo del circo?

Somos un grupo de jóvenes pertenecientes al MJS (Movimiento Juvenil Salesiano) de la Obra Salesiana. Realizamos nuestras actividades en la Obra San Antonio de Padua del barrio San Vicente, Córdoba Capital y entre los diversos apostolados que elegimos se encuentra el circo. En nuestro MJS participan alrededor de 70 jóvenes animadores (desde 10 años hasta jóvenes mayores, cada uno aportando desde su experiencia, sus energías, sus ganas y sus profesiones) y más de 150 pibes, que buscan entrelazarse unos con otros y poder vivir el ORATORIO en cada uno de estos espacios como una propuesta educativo/pastoral. Queremos brindar la posibilidad a los pibes de sentirse en casa, que puedan hacer su tarea en el apoyo escolar, que puedan jugar al futbol en el patio festivo, entrenar dos veces a la semana con el circo, como así también lograr terminar sus estudios o capacitarse en un oficio para tener una salida laboral. Que de a poquito vayan siendo agentes transformadores del contexto donde les toca estar. Al mundo del circo llegamos gracias a 6 locos de nuestro MJS que se animaron a soñar con crear este espacio hace unos 3 años.

Comenzando desde el autoaprendizaje, estudiando cómo se manejaban otros circos sociales, tomando de ejemplo a espacios de todas partes del mundo. Cada uno aportaba lo que iba aprendiendo. También tenemos la hermosa posibilidad de contar con gente dentro de nuestro MJS que se sumó a esta propuesta del circo y que ya traía, desde su profesión o estudios, herramientas muy valiosas para este espacio: profes de danza, trapecio, malabares, estudiantes del profesorado de educación física, técnicos en iluminación y escenografía, pibes que laburan en compañías de eventos circenses, músicos, magos, diseñadores gráficos, fotógrafos. Cada uno logró encontrar su lugar y aportar para que hoy seamos lo que somos: el CIRCO SOCIAL SALESIANO SALTIMBANQUI.
  • ¿Por qué el circo? ¿Cuál es el papel que le asignan a este arte en la sociedad? ¿Por qué es importante y, más aún, el Circo Social?

A través de un enfoque dinámico del arte basado en la educación, el “Circo Social” busca ampliar las oportunidades de enseñar valiosos conocimientos a los jóvenes. El Circo Social reconoce y valora el papel del arte y la cultura como un poderoso agente en la educación de los jóvenes, la producción de conocimiento y promover el intercambio de ideas y experiencias. El circo social tiene la capacidad de mejorar la calidad de vida de los jóvenes. Autonomía, solidaridad, autoestima, acondicionamiento físico, comunicación y la adaptabilidad son algunas de las habilidades que se aprenden. Aunque una carrera en el circo es un futuro posible para los jóvenes que participan en el circo social, no es el  objetivo principal, el cual no es otro que aumentar la conciencia personal, la individualidad y la unidad colectiva, la autodisciplina y muchos otros valores a través de una alternativa pedagógica que busca transformar la visión y las capacidades de los jóvenes en riesgo.

“El circo contemporáneo es un espacio de ‘crecimiento personal, físico y mental’. A través de las obras de arte se estimulan los sentidos y se pueden aportar otras sensaciones al mundo. El circo se construye con los otros y es en ese encuentro donde cada uno se transforma en algo compartido”.
  • Pienso en Juan Bosco caminando sobre una cuerda con sus amigos... ¿qué hay de eso en el nacimiento de Saltimbanqui y en su día a día?

MUCHO! Queremos que los jóvenes que se encuentren en este grupo tengan estas herramientas de animación, porque lo que se propone es seguir el modelo de Don Bosco que animaba a sus chicos con juegos de malabares, equilibrismo, acrobacias y que por medio de esas artes circenses era capaz de atraer la atención de sus muchachos. Queremos generar un espacio de salud y recreación para jóvenes adolescentes–universitarios.  
  • ¿Qué viene a aportar el circo específicamente social y salesiano con respecto al circo en general?

  Don Bosco, el Padre maestro y amigo de la juventud, dedicó toda su vida al “oratorio”, un lugar de encuentro para que los niños y jóvenes se reunieran y se sintieran como en su casa (tal vez fuera su único hogar). Allí compartían juegos, talleres educativos (arte, cocina, danza, murga, manualidades, arenero, deporte, oficio) y momentos de oración. Don Bosco utilizaba todo lo que estuviera a su alcance para atraer a los jóvenes, como magia, malabares y hasta se animó a caminar sobre una cuerda floja. Es por eso que nuestro circo social es Salesiano, creado con el objetivo de llevar el circo al “oratorio” de Don Bosco, a donde más se lo necesite, a quien menos oportunidades tiene. Así como Don Bosco se animó a visitar las cárceles, los barrios periféricos para estar “en medio de ellos”, el circo pretende llegar a donde más se necesita -calles, barrios, parques, plazas- haciéndonos conscientes de que a través del arte se puede sentir y transmitir.
  • Saltimbanqui tiene una identidad. ¿Cuál es? ¿Qué los guía?

Buscamos tejer redes y, así, aportando cada uno de su lado podemos transformar esta realidad que tanto soñamos con poder cambiar. Por eso esperamos que el contacto siga para cada vez que necesitemos, queramos compartir y buscar la mejor manera de resolver alguna situación colectivamente. Sólo queremos que sea una acción generosa y solidaria, sin la intención de obtener rédito alguno. Creemos que la vida da tiempo para la devolución de gentilezas, que lo importante no es la retribución inmediata sino la predisposición constante.

CIRCO SOCIAL SALESIANO SALTIMBANQUI Es animarse, atreverse y apostar, con mucha fe, a que el arte nos transforma y pone alas a los sueños.”

Otras Noticias