NOTICIAS / Acciones Comunitarias

28 de Octubre de 2019

"Me ayudan a crecer como persona, a ser mejor, y exigirme más"


Belén es una joven de Formosa que puede estudiar gracias al Centro María Auxiliadora, un espacio que le abrió oportunidades.

En el Centro de Capacitación Laboral María Auxiliadora de Formosa se forman laboralmente cerca de 400 mujeres que viven en situación de vulnerabilidad.

Belén es una de ellas. Con 19 años de edad, está haciendo el curso de Informática para la Administración y Gestión. Conoció la propuesta por su madre (“me comentó que ahí se hacían varios cursos”) y hoy no duda de su decisión: “Les recomendaría a todos que se inscriban, que conozcan, es un lugar muy lindo”.

Al momento de anotarse, Belén creía que simplemente llegaba a una casa de estudios, pero pronto se dio cuenta de que el lugar que había elegido era más que eso: “Pensaba que solo iba a ser una carrera, estudiar algo después de terminar el colegio, pero con el tiempo me di cuenta de que es mucho más que eso. Encontré un lugar muy cómodo y tranquilo y, sobre todo, buenas personas: amigos, compañeros, docentes, directivos. Cada uno siempre con ganas de ayudar, motivar y apoyar para que sigamos y podamos llegar a nuestras metas”.

En ese sentido, destaca que “se aprende muchísimo más que solo el material de estudio” y resalta el valor que tiene en su vida: “Dejan muchas enseñanzas y personalmente me ayudan a crecer como persona, a ser mejor, y exigirme más”. Belén considera que el Centro es “de mucha importancia para mi futuro” y lo justifica por tres motivos: “Porque estoy estudiando algo que se pide mucho en el ámbito laboral, porque el instituto es un lugar de prestigio y conocido hace años, y porque también se enseñan valores, nos dan otra forma de pensar y nos motivan y apoyan constantemente”.

“Es un lugar (…) donde da gusto estudiar”, considera Belén, y cierra con un deseo: “Que la gente se anime a conocer y este proyecto siga mucho tiempo más”.


,

Otras Noticias