/> “La gente es agradecida, pero está muy triste”

NOTICIAS / Emergencia Covid-19

21 de Mayo de 2020

“La gente es agradecida, pero está muy triste”


La necesidad crece en Almagro, y también la asistencia que se brinda.

La parroquia María Auxiliadora y San Carlos, del barrio porteño de Almagro, despliega desde hace años una importante acción social: ropero para gente en situación de necesidad, dispensario médico, bolsa de trabajo, atención médica y psicológica, asistencia a migrantes. “Todas esas actividades están suspendidas por la cuarentena —explica el salesiano Fabián Alonso, párroco—. En esta situación de emergencia, lo único que está funcionando es el comedor”.

Todas las tardes, de lunes a viernes, el comedor de la parroquia entrega a partir de las 19 horas una vianda a unas doscientas personas en situación de calle. A eso se suma la asistencia a más de 250 familias los días martes y viernes con un bolsón de alimentos.

“La gente la está pasando muy mal”, comenta el padre Fabián. Y agrega: Cada día recibimos a más gente que viene a anotarse. Tratamos de hacer una comida sustanciosa y caliente. La gente llega a la puerta, entregamos con bandejas y cubiertos descartables, la apoyamos en una mesa y la gente la retira, pero no se puede comer adentro”.

En el barrio de Almagro, a la acción en la parroquia se suma la entrega de viandas y bolsones de alimentos que se realiza en la casa San Antonio para 400 personas, y la asistencia con mercadería que se entrega en el gimnasio de la obra San Francisco de Sales para 350 personas. En total, una población asistida de 1500 personas.

Una parte de los insumos del comedor los provee el Gobierno de la Ciudad, pero otra parte importante proviene de donaciones. “La gente es muy agradecida, pero está muy triste. Y estos servicios no llegan a cubrir con sus expectativas y necesidades”, advierte el padre Fabián.

Fuente: Don Bosco Sur


,

Otras Noticias