NOTICIAS / Emergencia Covid-19

20 de Abril de 2020

Las ganas de ayudar no se quedan en casa


Con el COVID-19 crecieron las necesidades de muchos jóvenes y también la solidaridad en todo el país. Si estamos unidos podemos dar respuesta.

La pandemia generada por el COVID-19 ha desencadenado una serie de problemáticas y situaciones poco frecuentes. Estamos viviendo un momento histórico particular que demanda decisiones que no eran cotidianas, como la restricción de quedarse en casa y la mayor insistencia en las medidas de higiene. Este tiempo nos llama a ser protagonistas y asumir con responsabilidad la tarea de cuidarnos entre todos.

En el caso de muchos chicos, chicas y jóvenes, no obstante, la situación es más dramática y están atravesando una emergencia económica y sanitaria. Para quienes vivían en situación de vulnerabilidad, la pandemia significa la profundización de sus carencias y necesidades.

Las medidas de prevención, inevitables a fin de evitar los contagios y proteger a la población, desencadenan problemas económico-sociales con gran repercusión en los sectores populares, trabajadores precarizados, cuentapropistas, familias de escasos recursos en grandes ciudades y sus conurbanos, barrios sin recursos sanitarios y escasa infraestructura.

Hay chicos, chicas y jóvenes que no pueden acceder a recursos básicos de alimentación, higiene y sanidad, como tampoco continuar con la escolarización virtual. Frente a esto, hay también muchas personas solidarias ayudando a quienes más lo necesitan.

Mapa de la esperanza: #SomosMuchosAyudandoDesdeCasa

Encomendados al servicio de estar junto a los más vulnerables, en este tiempo de emergencia estamos actuando en todo el país para atender las necesidades urgentes. Todos quienes formamos la gran Familia de Don Bosco, como la Procura Misionera (Por los Jóvenes), las Inspectorías Argentina Sur (ARS) y Argentina Norte (ARN), el Boletín Salesiano y la Oficina Nacional de Comunicación estamos convocados a una acción coordinada para dar una respuesta rápida y efectiva.

Esta respuesta se desarrolla de la mano de las Casas salesianas de 22 provincias, que a través de acciones locales en cada comunidad (como entrega de bolsones con alimentos y productos de higiene) acompañan a las poblaciones más vulnerables. En Santiago del Estero, Formosa, Corrientes, Junín de los Andes, entre otras localidades, Don Bosco le hace frente al COVID-19.

Educadores y voluntarios se suman en cada acción y son indispensables junto a miles de personas que colaboran desde su hogar. Somos testigos una vez más de que en los momentos más desafiantes aflora lo mejor de la humanidad y que, si bien hoy nos quedamos en casa, nuestra solidaridad sale al encuentro de los que más lo necesitan.

#SomosMuchosAyudandoDesdeCasa. Sumate vos también #PorlosJóvenes.

* Las fotos fueron tomadas por las Casas salesianas o las Inspectorías.


,

Otras Noticias