NOTICIAS / Emergencia Covid-19

30 de Marzo de 2021

Más juntos, más cerca, más solidarios


El año 2020 tuvo desafíos impredecibles y desconocidos. En ese contexto la solidaridad se volvió más esencial que nunca.

No fue un año más: fue atípico, complejo, con desafíos tan impredecibles como desconocidos. Un año que puso frente a frente cuestiones disímiles, incluso contrarias. Así, por ejemplo, cuando la humanidad se vio expuesta a un riesgo inusual se logró que afloraran, precisamente, los valores más humanos. Y al convivir en una distancia atípica, a su vez, fuimos capaces de unirnos más que nunca.

Si resumimos 2020 hay dos aspectos que sobresalen: las necesidades de miles de familias, agravadas y profundizadas por la pandemia; y la enorme solidaridad que amalgamó a todo el país en torno a acciones sociocomunitarias de alcance nacional.

Resumen de acciones de Por los Jóvenes - Don Bosco 2020

Más de 40 mil personas acompañadas, más de 6 mil donantes, acciones socioeducativas y de asistencia en la emergencia, una comunidad solidaria sostenida por las Casas salesianas de todo el país.

Conocé el balance del año pasado en la Memoria de actividades 2020:

VER MEMORIA

Un año de mucha vulnerabilidad

La situación sanitaria causó estragos en todo el mundo y golpeó a millones de personas, provocando consecuencias que aún hoy seguimos percibiendo. La salud, la economía, la educación, la inserción laboral fueron algunas de las áreas fuertemente afectadas por el COVID-19. Para muchas familias, algo tan básico como acceder a un plato de comida diario se volvió una quimera.

CORRIENTES.jpeg

Para octubre de 2020 entre el 9,1 % y 9,4 % de la población mundial vivía en la pobreza extrema, un índice que se elevaba en un 50% si se consideraban otros factores indispensables para una vida digna: acceso a educación de calidad, atención de la salud, electricidad, agua potable y otros servicios esenciales.

En Argentina, en particular, la pobreza alcanzó al 40,9% de la población y la indigencia al 10,5%, afectando muy fuertemente al sector de niñez y de jóvenes entre 15 y 19 años.

Un año de mucha solidaridad

En el mismo momento en que la pandemia nos obligaba a un distanciamiento social inédito se puso de manifiesto una unión y una empatía admirable. De una punta del país a la otra, personas de todas las edades entrelazaron sus corazones para dar una mano en un momento frágil.

Respetando los protocolos sanitarios, las Casas salesianas recibieron a muchos adultos y jóvenes voluntarios que, conscientes del riesgo que corrían y dispuestos a entregar su tiempo, llevaron adelante campañas solidarias de enorme impacto.

REMEDIOS.jpg

Se armaron bolsones de alimentos y artículos de higiene para distribuir a hogares en emergencia; se sostuvieron cocinas comunitarias en las que se prepararon viandas todos los días; se unieron docentes, alumnos y exalumnos para fabricar y donar material sanitario; se pusieron instalaciones de las Casas a disposición para las autoridades sanitarias.

Fue un trabajo de alcance nacional que involucró a miles de personas, entre educadores, jóvenes, salesianos, vecinos. Y también los colaboradores, que con su apoyo continuado hicieron posible muchas de esas acciones, uniéndose en una causa común: "Somos muchos ayudando desde casa".

Más de 40.705 personas logramos acompañar durante 2020

Gracias a quienes lo hicieron posible


,

Otras Noticias