PROYECTOS / Educación

15 de Abril de 2021

Un camino que comienza desde la infancia


En la obra de Don Bosco de Concepción del Uruguay la educación con carisma salesiano comienza desde jardín.

La Casa Salesiana Santa Teresita es la presencia de Don Bosco en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, fundada en 1960. Desde sus inicios esta obra se propuso acompañar a las familias más vulnerables, y el año pasado fue una buena muestra, cuando en la emergencia del COVID-19 se prepararon viandas y acercaron elementos de primera necesidad a los hogares.

Otro valor que destaca a esta obra es la educación que brinda a través del Colegio Don Bosco y que empieza desde los más pequeños. En el nivel inicial de dicha escuela, actualmente 89 niños y niñas concurren a cuatro salas.

En función de que las normativas nacionales y provinciales permitan la presencialidad y adecuándose a las medidas sanitarias vigentes, los niños y niñas aprenden a través del juego y del compartir con otros de su misma edad. Poco a poco se van conociendo y creciendo rodeados de los valores propios de los espacios salesianos: la escucha, la palabra de aliento, la enseñanza paciente, el trato amoroso.

La zona donde se ubica el colegio sufre movimientos de suelo del terreno y tiene clima húmedo y lluvioso, lo que provocó un hundimiento en el piso de varios sectores de la obra. Por esa razón algunas de las actividades debieron mudarse a otros espacios de la Casa, como ocurrió con el nivel inicial que hoy utiliza el salón parroquial.

Recuperar los espacios originales es fundamental para sostener la calidad y las condiciones en que se educa. Por eso, en conjunto con donantes y empresas, se está llevando adelante el proceso de refuncionalización de 2 aulas y 1 cuerpo de baños, que posteriormente serán equipadas como corresponde. Incluso en el caso de que las normativas no permitan la presencialidad, avanzar con las obras permitirá contar con un espacio preparado y en condiciones óptimas.

Estas obras beneficiarán a los niños y niñas de nivel inicial, así como al resto de jóvenes y adultos de las demás propuestas. En total son 1184 niños, jóvenes y adultos, entre alumnos de inicial, primario y secundario, educadores y agentes pastorales, jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano, Catequesis y Cáritas. Estas actividades pastorales, de hecho, podrán retomar su funcionamiento debido a que se interrumpieron para ceder sus espacios al jardín.

Como escuela que prepara y orienta para la vida, contar con un espacio adecuado de enseñanza-aprendizaje es indispensable. Así lo entienden y lo concretan en la Casa Santa Teresita.


,

Otras Noticias