NOTICIAS / Emergencia Covid-19

12 de Junio de 2020

Una familia al servicio de los más pobres


Un comedor familiar en el que los más vulnerables son la prioridad.

Junto con otras áreas urbanas del país, en la ciudad de General Roca, Río Negro, continúa el aislamiento social para frenar la propagación del coronavirus. Por eso, en la casa salesiana San Miguel realizaron en el mes de mayo una colecta en beneficio de los barrios más necesitados de la ciudad.

Desde hace tres años, el centro donde se entregan las donaciones es el merendero y comedor “Corazones” del barrio Alta Barda. Claudia Muñoz y su mamá son las responsables del lugar. El merendero comenzó a funcionar el 30 de marzo de 2014 y nunca dejó de atender a los vecinos distribuyendo 160 raciones. Incluso se extendió hacia otros lugares. Hoy asisten a los barrios Buenos Aires, Bahía Blanca y Mar del Plata Chico donde atienden alrededor de 20 hogares familiares.

La familia Muñoz es vecina de ese barrio. Vieron una necesidad y se pusieron la responsabilidad al hombro. Tienen una sonrisa para recibir a quien necesite y para atender a los vecinos que acuden a su casa. Ella, su nuera Yael y su sobrina Wanda se encargan de limpiar y cortar las verduras. Leonor, su mamá, es la responsable de cocinar. Todos ayudan en la familia. Su marido Julio Castro carga y descarga en su camioneta los elementos para cocinar y los alimentos que reciben de las donaciones.

En tiempos de pandemia y cuarentena, donde las necesidades se hacen más acuciantes, Claudia y su familia no están con los brazos cruzados. Se ponen al servicio de los más pobres y entre los pobres.

Fuente: Don Bosco Sur


,

Otras Noticias