PROYECTOS / Educacion

28 de Febrero de 2020

Una cualidad distintiva de Don Bosco es la propuesta educativa conformada por propuestas formales y no formales, como ocurre en San Antonio de Padua, Córdoba.

Recuperando el espíritu del sistema preventivo, y en consideración de lo que Don Bosco impulsó con palabras y actos, la educación es algo tan importante que sobrepasa las fronteras del aula. Se educa con pupitres y pizarrón, así como en el juego, con la forma de vincularnos, con acciones sencillas de nuestra vida cotidiana, etc. En resumen: en todo hay procesos educativos y, a la par, todo es educación.

En las Casas salesianas, por lo tanto, la tarea educativa se constituye en cada rincón - en los pasillos, en el taller, en el patio y las aulas - como ocurre en San Antonio de Padua. Ubicada en el barrio de San Vicente, en la ciudad de Córdoba, la propuesta de esta Casa consiste en una variedad de actividades destinadas a diferentes edades, en donde niños/as y jóvenes encuentran un lugar.

Son en total más de 1600 los chicos/as, jóvenes y adultos que participan de las distintas propuestas. En la escolaridad formal son 927 de niveles inicial, primario y secundario, 120 de secundario para adultos y 450 del Centro de Formación Profesional.

Además, en San Antonio de Padua tienen cabida propuestas de educación no formal, como son los talleres, el apoyo escolar y el circo social, de las cuales participan 150 chicos/as y jóvenes.

La propuesta propia del sistema preventivo salesiano también es necesariamente de calidad. Para garantizarlo, y cumpliendo las normativas de higiene y seguridad, en la Casa se renovó en su totalidad la instalación eléctrica y actualmente se está adecuando cada espacio a esta nueva configuración. Con un valor agregado: está contemplada la posibilidad técnica de adaptarse en el futuro al uso de energía solar, contribuyendo con el cuidado del medio ambiente.

Como la mayor parte de las sedes de Don Bosco, además, San Antonio de Padua está ubicada en un contexto en donde muchas familias se encuentran en un alto nivel de vulnerabilidad social y económica.

Con una propuesta educativa preventiva, de calidad e incorporada a las trayectorias de vida de chicos/as, jóvenes y adultos, San Antonio de Padua es una distinguida presencia educativa en Córdoba.