Loading…

PROYECTOS / Educación

12 de marzo, 2018

Casa “Domingo Savio”: 1495 “presentes” en Rosario

Ludueña Norte es un barrio rosarino donde “Domingo Savio” es casa y escuela de 1495 chicos que día a día, a la vez, dicen y hacen presente.

Ludueña Norte es un barrio rosarino donde “Domingo Savio” es casa y escuela de 1495 chicos que día a día, a la vez, dicen y hacen presente.

El presente se dice y se hace. Se dice cuando un chico y una chica pueden afirmarlo luego de que la maestra o el profesor los nombra en la lista de clases. Y se hace construyendo la vida de hoy gracias a contar con oportunidades, las que parten del acceso a la educación, de ese estar presentes en la escuela. Sólo la educación construye futuro , un futuro que se forma desde hoy y gracias a que los jóvenes están en la escuela. Pero así como para muchos esto es posible, para muchos otros no. Porque hay medio millón de chicos y chicas que están ausentes de la educación. Son 500 mil jóvenes que faltan en las listas y es medio millón de presentes que se están quedando sin oportunidad de futuro.

“Domingo Savio”, un nombre con identidad 

En Rosario, el barrio Ludueña Norte tiene en sus calles a muchos jóvenes que están sin acceso a la educación. No pueden ir a la escuela y no se pueden formar. Fue al ver esta problemática que la Casa Salesiana “Santo Domingo Savio”, como es su nombre completo, decidió abrir sus puertas y no cerrarlas nunca. En sus aulas y sus patios 1495 muchachos y muchachas pueden estudiar, divertirse y encontrar un lugar sano de crecimiento y pertenencia. La educación allí es formal y no formal y se hace realidad gracias a dos colegios, un Centro de Capacitación Laboral , distintas propuestas de encuentro y actividades pensadas para los jóvenes, un grupo de Catequesis y otro de Cáritas Parroquial.

Todas esas actividades se ponen en marcha de lunes a lunes, sin día de descanso. Porque la educación de los jóvenes no se puede tomar descanso. Son muchas las personas, tanto consagradas como laicas, que todos los días y a toda hora ponen en primer lugar a los chicos del barrio y les regalan un espacio de contención. No es casual que la escuela se llame así. Domingo Savio fue un joven que entregó sus pocos años de vida a los demás. Siempre atento a las necesidades de sus compañeros, hasta el propio Don Bosco quedó asombrado por su bondad y generosidad sincera.

Esta Casa Salesiana se construyó con esa identidad y por eso abre sus puertas al barrio para que cada vecino pueda llevar una vida digna, segura y en paz. Esas puertas abiertas de la Casa permiten ir de un lado a otro: todos son bienvenidos a entrar y encontrar un espacio educativo, así como todos son invitados a salir y llevar esas herramientas a toda la comunidad. Comunidad cuyo futuro lo van a escribir los jóvenes. En “Domingo Savio” lo saben y por eso construyen el día a día acompañándolos y formándolos .

En el barrio Ludueña Norte de Rosario cada día se escuchan 1495 “presentes”. Vienen de “Domingo Savio”, Casa donde saben que ningún nombre debe faltar en la lista.

Otras Noticias